Elisa Pestonit: «Hay varias opciones para el servicio de agua: contratar, Emalcsa o municipalizar»

­Elisa Pestonit se encarga, desde abril de 2016, del área de Servicios. Una concejalía que está a punto de presentar una APP a través de la que los vecinos podrán comunicar a la concejalía las incidencias pertinentes. Esperando ver la respuesta de esta APP, Pestonit no descarta que Cambre tenga que pelear por incrementar la plantilla de la brigada de obras que actualmente está compuesta por 6 trabajadores.

- ¿Qué objetivos se marca la concejalía para este año 2017?
- El objetivo es que la brigada de obras llegue a solventar el mayor número posible de incidencias que nos llegan a través de los vecinos o de los propios técnicos. Se trata de obras pequeñas como arreglo de mobiliario, algunas cunetas, colocación de carteles o señalización.
- Una brigada que, por lo que tengo entendido, se queda corta para un ayuntamiento como Cambre.
- Así es, la brigada se nos queda pequeña para atender las incidencias que llegan a la concejalía. Tenemos solo seis operarios y estamos resolviendo actualmente el 50% de las incidencias, lo que supone una mejora considerable en relación a la pasada legislatura cuando se resolvían el 30% de las incidencias.
Por lo que me cuentan, antes se resolvían ese 30% de las incidencias y el resto se desechaban. Ahora estamos intentando atenderlas todas pero es difícil porque, al no poder contratar personal, estamos atados de manos.
 Es cierto que, gracias a una subvención de la Xunta, tuvimos contratados a dos operarios que terminaron en enero y, en seis meses, volveremos a solicitar la subvención. Esta subvención, y la del Risga, que la pedimos todos los años, nos ayudan a sacar mucho trabajo adelante.
 - ¿Y por qué Cambre no cuenta con más personal para el departamento de Servicios?
- Seis personas para un ayuntamiento de 24.000 habitantes es de risa, por eso la brigada solo hace obra pequeña. Cuando tenemos una obra más grande, tenemos que recurrir a la contratación de una empresa.
Aquí nunca se apostó por incrementar el número de operarios de la brigada de obras cuando se podía y desde el 2012, ya fue imposible por las restricciones de contratación que tienen los ayuntamientos.
- ¿Cuáles son las obras más demandadas por los vecinos?
- Son temas del día a día como reparación de mobiliario urbano, limpieza de cunetas y de arquetas taponadas. También tenemos muchos avisos por temas de electricidad de los que se encarga la empresa concesionaria del servicio eléctrico.
- ¿En qué punto está la reestructuración de los parques infantiles?
- Nuestra idea es tener parques grandes en condiciones y que no haya un parque en cada urbanización, porque eso es insostenible.
 Por ponerte un ejemplo, en O Temple se va a reformar, con una subvención, el de Francisco Rodríguez, se va a hacer una intervención en el de Manuel Lugrís y se va a tirar y hacer nuevo el de Caso Cortines. Con estos tres parques, valoraremos el quitar parques pequeñitos adyacentes que hay, como puede ser el de Plaza de la Ría.
En la zona rural, suele haber un parque por parroquia y hay zonas en las que incluso no hay parques, como es el caso de Cela o Meixigo. Con esta reestructuración que estamos haciendo, podremos dotar a esas zonas también de parques infantiles.
Entre los parques que se eliminen y los juegos infantiles que estamos restaurando, tendremos capacidad para instalarlos.
 - ¿Juegos infantiles, esos que están restaurando, que llevaban años guardados en una nave municipal?
- Así es. Esos juegos se fueron quitando de algunos parques que fueron mejorados en su día y se dejaron acumulados en la nave de obras. Nosotros contratamos una empresa especializada que hizo una valoración de lo que había y los que servían, una buena parte de ellos, se están restaurando.
Nosotros entendemos que todo lo que vale hay que aprovecharlo porque, cuando hablamos de juegos infantiles, estamos hablando de cantidades importantes de dinero. Date cuenta que, el muelle más básico que te puedes imaginar, cuesta de 600 euros para arriba.
- Viales, marquesinas y contenedores, son cuestiones por las que también se acumulan quejas. Vayamos por partes, ¿qué actuaciones en material de viales se van a llevar a cabo este año?
- A través de la campaña de participación vecinal “Decidámolo Xuntos” recibimos muchas propuestas y, de hecho, en pleno acabamos de aprobar el POS+ para actuar en tramos en las zonas de Os Currás, en Santa María de Vigo; Lendoiro en Cambre; Bribes; Brille en Andeiro; Acaroada en Cela; Bandeboo en Brexo; Lendoiro en Cecebre; Curros Enríquez en O Temple; Sobrecarreira en Sigrás de Abaixo en donde se hará una actuación en la acometidas de pluviales; y en la calle Otero Pedrayo hasta Travesía da Coutelana, en O Temple, en donde se mejorará la seguridad vial.
- ¿Se registran muchas quejas por el estado de las marquesinas?
- Llegan muchas quejas por parte de los vecinos y el policía urbanístico las está revisando y está haciendo un informe de todas. La gran mayoría están destrozadas y ya hemos pedido varios presupuestos para arreglar algunas.
El principal problema que tienen son cristales rotos y la mayoría son fruto de actos vandálicos.
 Esos daños nos va al bosillo a todos. porque el arreglo del cristal de una marquesina oscila entre los 200 y 400 euros y hacer una reparación integral cuesta entre 1.200 y 1.500 euros.
- Tampoco los contenedores están en muy buen estado. Falta de sujecciones, malos olores en verano, contenedores rotos en algunas zonas...
- Hay quejas, sobre todo en verano por los olores de los contenedores de orgánico. Esas quejas se notifican al Consorcio y vienen y los limpian.
Hace dos semanas me reuní con el Consorcio y nos comunicaron que la empresa concesionaria va a cambiar todos los contenedores de inorgánico que pasarán a ser todos de plástico. Se acaba así con los contenedores de metal.
Sobre el tema de las sujecciones de los contenedores también hablamos en la reunión y me comentaron que en zona urbana se va a quitar la carga trasera por lo que ya no se necesitarán sujecciones. Esas sujecciones se restaurarán y se podrán instalar en el rural, en donde se mantedrán la carga trasera y en donde son necesarias para evitar que los contenedores se muevan y generen situaciones de peligro.
- El año pasado, un servicio muy polémico fue el de limpieza de cunetas. ¿Ya se ha contratado una nueva empresa?
- Sí, ha sido una limpieza penosa. Hubo muchísimas quejas por el servicio del año pasado desde todas las parroquias.Esa empresa ya no está y desde contratación se les va a apercibir por incumplimiento de contrato.
 El servicio de este año aún no está contratado y se están barajando varias opciones, entre ellas la de municipalizar el servicio.
 - Quejas también en algunas parroquias por tener que pagar ahora el recibo del agua de los cementerios. ¿Antes no se cobraba el agua?
- Antes a los cementerios no se les mandaban los recibos del agua y ahora sí, pero son recibos ínfimos. Te puedo decir que en Cecebre, el recibo era de 12 euros. Nunca se cobró pero es un servicio que tienen que pagar como el resto de vecinos.En relación con el abastecimiento de agua, estamos elaborando una auditoría del agua para conocer en qué estado está el servicio. El objetivo de esta auditoría, que empezó a trabajar en diciembre de 2016, es la contratación del servicio de abastecimiento que está en precario. Por eso necesitamos conocer todos los datos del servicio para decidir si el servicio se contrata, si pasamos a trabajar con Emalcsa o incluso si se municipaliza.
- Por cierto, a punto de estrenar la APP de obras. ¿Para cuándo y qué supondrá para Cambre esta aplicación móvil?
- En este mes de febrero esperamos ponerlo en funcionamiento y contaremos con un video tutorial para que los vecinos aprendan a manejarla.
Se trata de una APP de fácil manejo, a través de la que cualquier vecino puede notificar incidencias y enviarlas de una forma superápida. Además, cuando la incidencia se resuelva, el vecino recibirá un mensaje en el móvil informándole del arreglo.
- ¿Y cómo va a responder la brigada a una posible llegada masiva de incidencias con esta APP?
- Habrá que ver como funciona y si nos desborda, tendremos que pelear para contratar una nueva brigada de obras justificando acumulación de tareas. A lo mejor es lo que necesitamos para poder ampliar la brigada. 

Tags: