Las cajas de luz despiertan el interés de los alumnos de Pravio

­Aprender lógica matemática de una forma divertida, es lo que están haciendo los alumnos de la escuela unitaria de Pravio gracias a las cajas de luz. Los números, los colores, la mezcla de colores, las figuras geométricas o los diferentes materiales, es algo que los niños trabajan de forma diferente, como si fuera un juego, al tiempo que aprenden diferentes conceptos.
 Pero no solo sirven para trabajar la lógica-matemática, las cajas de luz abordan cualquier materia y así, el pasado 10 de marzo, pudimos comprobar como Jacobo, uno de los alumnos de la unitaria de Pravio, fue capaz de poner en escena el cuento “Pequeno azul e pequeno amarelo”, creado por los cuatro profesores que han participado en el proyecto de las cajas de luz.Unas cajas que también sirven para que los pequeños compongan sus propios nombres y diferencien las letras sobre una pantalla que va cambiando de color y que supone todo un aliciente para los más pequeños. De hecho, durante la clase, no se pierden detalle y siguen con gran atención todo lo que sucede sobre esa plataforma en la que se proyectan luces de diferentes colores.
“Son actividades que harías día a día con ellos, pero con la caja de luz resultan superatractivas. Y además, descubren los colores, las mezclas de colores, jugamos a contar cuentos... se pueden hacer un montón de cosas”, señala la profesora Lorena Devesa, que fue quien además coordinó el grupo de trabajo sobre cajas de luz en el que participaron cuatro profesores.

Alternativas atractivas para educar
Con el objetido de reciclarse y buscar alternativas más atractivas para los alumnos, un grupo de cuatro profesores se juntaron para sacar adelante este proyecto. “Dudamos entre la robótica, que también está muy de moda, y las cajas de luz”, explica Lorena que fue la encargada de coordinar este grupo de trabajo dependiente del centro de formación del profesorado que pertenece a la Xunta. Un proyecto en el que también está involucrada la unitaria de Apeadeiro de Cecebre y dos aulas de un CEIP de A Laracha.
 “Descubrindo as caixas de luz” es el proyecto que han desarrollado cuyo objetivo era aprender a trabajar con las cajas de luz. Unas cajas que han llevado a las aulas para motivar a sus alumnos y que adquieran diferentes conceptos de una forma divertida.
Gracias a la subvención de 300 euros recibida del centro de formación, adquirieron una caja de luz musical de la que disfrutaron en grande en la fiesta de carnaval y material diverso para trabajar diferentes materias.

Tags: