La Diputación vuelve al PP

Tras un paréntesis de ocho años, la “terquedad” de un edil ha devuelto la Diputación de Lugo a las manos del PP, que la gobernó ininterrumpidamente desde 1983 a 2007, con el ya fallecido Francisco Cacharro al frente.
Elena Candia, recién estrenada alcaldesa de Mondoñedo, será la nueva presidenta popular del ente provincial, aunque sabe que quizás no por mucho tiempo. Dos sombras recorren el Pazo de San Marcos estos días: el de una rápida la moción de censura si logran arreglarse las filas socialistas y el de un “tamayazo” que le haga frente.
Manuel Martínez, alcalde de Becerreá, no aceptó que su partido cambiase a última hora de candidato, en vista de que el BNG aseguró que no votarían a Martínez, imputado en relación a las obras de una carretera de Portomarín. 
Martínez rechazó en rueda de prensa el pasado 25 de junio que vaya a dimitir y se ofreció para una moción de censura siempre y cuando sea él el candidato. La única posibilidad de que lo fuera sería que el BNG cediese y votase a un candidato imputado (cosa improbable) o que la jueza Pilar de Lara lo desimpute. El enredo podría, en todo caso, no acabar ahí, ya que las sombras de el “tamayazo” que los medios madrileños se empeñaron en transmitir podrían hacerse realidad, ahora sí, en las próximas semanas.