¿Qué pasa con la piscina de Oza?

Los socialistas denuncian el mal estado de la piscina municipal de Oza, ubicada en la parroquia de Salto. Señalan que es la falta de un mantenimento adecuado lo que provoca situaciones de peligro para los usuarios ya que las baldosas están levantadas, las rejillas sueltas y el talud hacia el campo de fútbol, que hay en la entrada al recinto, no cuenta con protección ninguna.
Para los socialistas el pésimo estado de la piscina no es más que el reflejo de la falta de interés del gobierno por mantener en buen estado las instalaciones.Desde el gobierno aseguran que la piscina no tiene problema ninguno y que funciona con toda normalidad. Explican que antes de abrir la piscina esta temporada se hicieron los trabajos de mantenimiento necesarios y que no ha habido en lo que va de temporada incidencia ni queja ninguna por parte de trabajadores ni de los vecinos.